De cara al final/inicio

Tres meses después he decidido volver al viejo y confiable blog, no tiene mucho que lo creé y dudo que alguien jamás lo lea, así que de vuelta al blog, porque escribir cada tres meses es ligeramente mejor que cada seis meses.

En todo caso, esta entrada será breve, ya que es más para informar mi complicada situación actual, verán, mi carrera consta de nueve semestres, y sí, el diseño es una carrera que se estudia y por la cual uno obtiene un título, así pues decidí conseguir ese título tan pronto como pueda y estoy a punto de entrar al octavo semestre de mi carrera, o sea, voy de salida y dentro de poco tiempo habré egresado y me veré en la necesidad de conseguir un trabajo real y estable, lo cual no me molesta para nada.

¿Y cuál es la complicación en esto? Pues resulta que para titularme en la UNAM debo cumplir con unos requisitos básicos 1.Obtener el 100% de créditos en mi carrera 2.Acreditar el conocimiento de un segundo idioma 3.Cumplir con seis meses de Servicio social 4.Elegir un método de titulación y completarlo. Dicho de otro modo, llegué tan lejos en la carrera que ahora es necesario que contemple todo esto y lo cumpla en el menor tiempo posible, ¿eso por qué? porque nadie quiere ser un fosil universitario o estudiar toda la carrera solo para salirse sin el título, no digo que titularse sea lo más importante en la vida de un diseñador pero, ya saben…

Entonces mi plan es que en los siguientes 6 meses haya concluido con la mayor parte de estos requerimientos, y una vez cumplidos conseguir un buen trabajo. Y he de admitir que cuando tengo un plan elaborado es muy difícil que no resulte como deseo. De hecho 1.ya cubro más del 80% de créditos 2.esta semana acredité el idioma inglés 3.ya cumplí dos meses en el servicio y 4.bueno, esta es la parte más difusa de mi plan, hay tesis, tesina, diplomado y así… muchas opciones y yo descansando.

En fin, gracias por leer esta entrada, lo cual comienzo a dudar que alguna vez pase, pero en todo caso, gracias y buenas tardes.

Viajar a Ítaca… y olvidar a dónde vas

Buenas noches/madrugada. Prometí no escribir pronto, y supongo que funcionó la psicología inversa. Quizás no muy pronto, pero al menos no tardé dos meses en hacerlo, con lo cual es un inicio para mi y un progreso para este blog, y mientras disfruto esta pequeña victoria personal escribiré sobre los sucesos recientes con mucho gusto.

Se acerca el invierno, la época de reflexión interpersonal y aislamiento introspectivo, dicho en español, la época en la que no salgo de casa por odiar el clima, a eso se suma el final de semestre, doble razón para no ver la luz del día de aquí a dentro de un mes, por eso escribo hoy, no sé si sobreviva… sí lo haré, pero no escribiré en un mes o más. Fuera de bromas, sí es cierto que durante estos días he estado más introspectivo de lo normal, hacía tiempo comentaba sobre lo aburrido que estaba y cómo me sentía suspendido en la nada, bueno, ahora siento que salí de ese estupor como de ensueño y veo al mundo de nuevo como es, algo que se mueve y que está lleno de posibilidades.

Parte de este análisis debo agradecerlo a Jost Hochuli, tipógrafo, diseñador y escritor, de quien leí El diseño de libros: práctica y teoría, en cuyo libro resaltaba cómo la experiencia de trabajar con otros tipógrafos fue su viaje a Ítaca. “Viaje a Ítaca” es una expresión que recientemente adquirí tras visitar el blog zenpencils.com, del cual soy fan, seguidor y lector regular, entonces de aquí aprendí esta expresión que bien puede reducirse a “lo que importa es el camino, no el destino” o a lo Serrat: “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”. Y decidí que al igual que Hochuli, lo que faltaba en mi vida era esa clase de viaje, necesito viajar a Ítaca, vivir más allá de las metas que tengo a la vista, y es que la vida monótona y rutinaria que tengo ha logrado absorberme de tal modo que mi rutina es: Despertar, Ir a la escuela, Comer, Hacer tarea e Ir a dormir (últimamente es más: Ir a la escuela, hacer tarea.) y disfruto mi trabajo en casa y en la escuela, pero ha muerto todo elemento ajeno a esa rutina.

Por todo esto, decidí que es hora de tomarme con más calma mi vida, la escuela y todas mis responsabilidades, puedo hacer todo pero sin matarme en hacerlo, y además buscarme un tiempo para salir a hacer cosas para mi, al fin y al cabo la profesión del diseño y la comunicación visual se nutre de todo aquello que no es exclusivamente diseño. Mi destino a alcanzar ya está, ahí existe, pero ya no quiero ir en línea recta hacia él, no solo concentrarme en terminar el semestre y hacer libros y folletos, sino disfrutar el leer libros, ver folletos, conocer tipografías, dibujar como niño con sus primeros lápices de cera, que cabe decir encuentro muy divertidos y útiles para el dibujo, y curiosamente creo que es lo que quiero que hagan mi familia y todos quienes me rodean, relajarse y apartarse de sus obligaciones para poder disfrutar el momento.

Por el momento mis prioridades son el diseñar revistas, tarjetas, hacer ilustraciones, redes y leer mucho, pero sé que los profesores no se enfadarán si me doy una escapada a los museos de esta ciudad o si decido quedarme en casa con mi familia, y si les molesta no me voy a preocupar, porque sé que haré un buen trabajo, más tranquilo y con calma, pero igualmente bueno y con más alegría al hacerlo.

——————————————————————————————————————–

Por cierto, para leer el poema Ítaca de C. P. Cavafy adaptado a web-comic por Zenpencils hagan click en el enlace: zenpencils.com/c-p-cavafy-ithaka, si no son angloparlantes también es fácil encontrar versiones al español de los comics de esta página. Y si tienen tiempo libre escuchen un poco de Serrat: youtube.com/serratcantares. No soy particularmente fan de él, pero me agradan varias de sus canciones, algún día hablaré de la música y cómo ha influido en mi obra, pero por hoy, buenas noches y espero escribir pronto, y por favor, diviértanse.

El camino de los mil pasos

Si mal no recuerdo, reza un viejo proverbio japones algo así: “Para recorrer el camino de los mil pasos… lo más importante es dar el primer paso”. Esto entendido desde la perspectiva de que antiguamente decir mil, era equivalente a decir infinito en la cultura japonesa, así como el infinito se representaba con el número cuatrocientos en Anáwak. En este sentido me gusta pensar que el camino que se recorre es eterno y jamás termina.

Buenas noches, prometí escribir más seguido e hice todo lo contrario, por eso una disculpa, así que prometo escribir dentro de mil años mi siguiente post. Desde la última vez han pasado muchas cosas, y he hecho muchos trabajos escolares y he estado discutiendo y pensando mucho mi lugar en la profesión, y prometo darles una muestra de mis nuevas creaciones pronto, solo que ahora escribo en un pequeño rato libre que encontré antes de que llegue el final de semestre.

Sigo estudiando en la ENAP, no se preocupen, ya di el primer paso y soy demasiado testarudo como para abandonar la carrera ya que he avanzado tanto tramo, paso a paso voy saliendo adelante, y prometo tendrá sus recompensas tanto para mi, como para mis lectores y clientes. Solo pido tiempo para estudiar y para actualizar mi sitio con muchas imágenes y más reflexiones.

Pero por hoy abordaré la cuestión de autopromoverme descaradamente 😀
para quien no lo sepa, tengo mi propio sitio web, el cual prometo remodelar poco a poco, si no lo han visto, el link esta aquí: http://rbcreativo.com.mx/
s
i les interesa ver mi obra personal: http://richievgoode.daportfolio.com/
P
or favor, no duden comentar, contactarme o revisar los enlaces, es gratis, rápido y sencillo, se los agradeceré mucho y prometo escribir unas líneas durante estos días.

Coatl_1 Dibujo Digital - Trazo vectorial 2012

Coatl_1
Dibujo Digital – Trazo vectorial
2012

 

Ensayo breve sobre la inamovilidad de los sistemas en movimiento continuo o cómo la inercia es de lo más aburrido para todos pero en algún momento todos nos volvemos víctimas de ella

¿Por qué descuido mi blog? Bueno, en primera no tengo lectores regulares que me lo exijan, si así fuera no me molestaría escribir cada semana, aunque sean dos líneas o algo totalmente superfluo; segundo motivo, no tengo mucho que reportar desde mi anterior post.

Aclaro, no es que no haya hecho nada, es solo que lo que he hecho no me parece gran cosa. Cuando inicié este blog estaba terminando de asistir a un curso de diseño web básico. ¿Que qué tan básico? lo suficiente para que lo comprenda un Diseñador Gráfico pero suficiente para crear una web decente para todos mis clientes, si es que lo piden. En ese momento estaba muy emocionado de lo que aprendí en… ¿cuánto? ¿Un mes? y fue mucho, gracias a mi profesor a.k.a. San Basilio (chiste de la ENAP), y desde entonces yo he… ciertamente no siento que haya mucho desde entonces, no por disposición propia.

Sucede pues que como niño/adolescente/adulto que soy, sigo estudiando y a principios de Agosto, casi una semana después de mi anterior post, entré a 5° Semestre de Diseño y Comunicación Visual y elegí la orientación de Diseño Editorial (si les da la sensación de que me autopromociono no es del todo a propósito), y desde entonces volví a la rutina: despertar, ir, estudiar, volver, comer, estudiar, dormir, y la rutina me está matando, ya que es tan rutinaria, sin grandes emociones, sin cosas emocionantes.

Creí que al estudiar Diseño Editorial estaría haciendo carteles y folletos, y maquetando periódicos y revistas todo el tiempo y conviviendo con todos mis grupos para sacar adelante los proyectos, pero desde que entré solo he estado estudiando teoría de todo, escuchando a los profesores y tratando de no dormir de tan lento que progresa mi semestre, ya sé que es el inicio y no debo tratar de correr antes de gatear, ¿pero al menos podrían dejarme gatear más rápido? No es queja, es solo que no me hace feliz el no trabajar en un proyecto, hay una parte de mí que quiere diseñar y comunicar, no que le digan qué es diseño y cómo se debería comunicar, solo espero que pronto me dejen hacer lo que me gusta. Aunque bueno, no todo es tristeza y desolación, hay una parte en todo esto que funciona tal como quiero y va a un ritmo suave, constante, ligero y agradable, y no, no es Funk, pero eso lo guardaré para otra ocasión.

¿Qué/Quién soy?

Imagen

Quién soy y qué hago son dos cuestiones bastante complicadas, soy joven, soy tímido y estudio, dibujo, y etcétera de cosas que soy, pero si existe alguna forma de definirme es ser sincero y decir que mi interés es solucionar problemas, hacer que las cosas funcionen, pensar en posibilidades, y para eso funcionan mis habilidades de dibujo, de análisis, de composición, de diseño. ¿Quién soy y qué hago? En resumen, soy un estudiante de Diseño y Comunicación Visual y me dedico a solucionar problemas de comunicación gráfica, aunque a veces solo dibujo animales que me gustan.